30 julio, 2009

Una investigación de la UN alerta del riesgo de conservar alimentos a más de 4ºC

Pamplona, 30 jul (EFE).- Una investigación, desarrollada por la bióloga Victoria Garrido de la Universidad de Navarra (UN), alerta sobre el riesgo de padecer listeriosis debido a la conservación inadecuada de alimentos listos para consumo por encima de cuatro grados.

El centro ha informado hoy en un comunicado de que el causante de esta enfermedad es un patógeno de transmisión alimentaria capaz de crecer a temperaturas frías, un dato que ha sido extraído de una investigación desarrollada entre 2003 y 2007, en la que se analizaron 723 productos de consumo directo y se realizaron encuestas sobre hábitos de consumo a 1.975 personas.

Garrido ha explicado que en la investigación, llevada a cabo en Navarra, "seguimos de forma simultánea los casos diagnosticados. Los resultados indicaron una incidencia media de 0,9 casos por cada 100.000 habitantes, superior a la media española y europea; quizá debido al mayor seguimiento de nuestro grupo, que trabaja en este campo desde 1995".

Respecto a la causante de la enfermedad la bióloga ha matizado que "a pesar de que la bacteria se destruye con calor si el microorganismo contamina los alimentos procesados y listos para consumo, ésta puede multiplicarse y provocar la enfermedad".

Según Garrido, entre los grupos de riesgo se encuentran las personas mayores de 60 años, los inmunodeprimidos y las mujeres embarazadas, "mientras que en la población sana la enfermedad provoca fiebre, náuseas o diarrea, en los grupos de riesgo puede ser invasiva, presentar una sintomatología grave y, en algunos casos, causar la muerte".

En este sentido, ha asegurado que el alimento con mayor frecuencia de contaminación fue el pescado ahumado (25% de las muestras analizadas), seguido de los cárnicos cocidos loncheados adquiridos a granel (8,5%).

Respecto a las condiciones de mantenimiento post-venta, la investigadora ha advertido que el 69,7% de los frigoríficos domésticos se encuentra a temperaturas superiores a 6ºC.

Ante esto ha insistido en la necesidad de aplicar campañas de educación, "en especial a la población de riesgo, para que sepan que deben controlar la temperatura y el tiempo máximo de almacenamiento, y conservar los productos listos para consumo en la balda más fría de su frigorífico, a una temperatura inferior a los cuatro grados".

Salud Ya

mas

mas