16 enero, 2010

España es uno de los pocos países industrializados en los que aumenta el cáncer colorrectal

España se sitúa como uno de los pocos países industrializados que ha registrado un "aumento imparable" en el número de afectados por cáncer colorrectal durante los últimos 50 años, según un estudio publicado en el "European Journal of Cancer Prevention". El informe asegura que se trata de una excepción a la tendencia global de descenso y estabilización de esta enfermedad en el mundo desarrollado. El cáncer colorrectal es el segundo tumor de mayor incidencia y mortalidad en España tras el de pulmón en varones y el de mama en mujeres. En 2006, murieron en España 13.101 personas por cáncer colorrectal, el 12,9% del total de muertes por cáncer durante aquel año.

Este trabajo ha analizado las causas de estas desigualdades a partir de las tendencias españolas entre 1951 y 2006 en relación con ciertos consumos cambiantes (tabaco, alcohol, carnes rojas y procesadas, pescado, vegetales) y algunas conductas (ejercicio físico, sedentarismo). Los resultados muestran que la mortalidad por cáncer colorrectal ha aumentado entre 1951 y 2000 en hombres y mujeres, aunque desde entonces el número de muertes se ha estabilizado en varones y ha descendido en mujeres. Varios factores de exposición asociados al comportamiento explican estas tendencias, sobre todo el consumo de tabaco y el alcohol.

El autor principal del estudio e investigador de la Universidad de Sevilla, Luis María Béjar, explica que el consumo per cápita de cigarrillos en España en el periodo 1960-2006 presenta un firme aumento hasta finales de los ochenta, seguido de un importante descenso en los años posteriores y de una estabilización del consumo a partir de finales de los noventa. "Como en muchos países, el precio de los cigarrillos en relación con los ingresos ha sido determinante de su consumo. Pero se ha producido un inexplicable retraso por parte de los gobiernos autonómicos y estatales a la hora de adoptar medidas legislativas para incrementar los impuestos sobre el tabaco", comenta el investigador. Diversos estudios muestran que el tabaquismo incrementa el riesgo de desarrollar pólipos colorrectales y cáncer colorrectal. Hoy la fracción de cáncer colorrectal atribuible al tabaquismo en la población se sitúa entre el 12% y el 21%, apunta Béjar.

En cuanto al alcohol, su consumo aumentó hasta comienzos de los años ochenta, cuando empezó un periodo de lento decrecimiento. Los datos disponibles en España muestran que durante el periodo 1951-2006 la prevalencia de grandes consumidores de alcohol fue mayor entre los hombres. Los autores apuntan que España tiene uno de los precios medios relativos del alcohol más bajos en el oeste de Europa y que su consumo ha permanecido como "uno de los mayores en el mundo durante las últimas décadas".

La aplicación en España de medidas legislativas y educativas "más enérgicas" contra el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la ingesta de carnes rojas, el estilo de vida sedentario y los demás factores analizados es "urgente", asegura Béjar. "El Gobierno gasta miles de millones de euros en tratamientos de enfermedades crónicas, pero promover estilos de vida saludables produciría mayores beneficios", mantiene el investigador

Salud Ya

mas

mas