16 febrero, 2011

Alimentos para mantenernos despiertos

Siempre vemos el lado negativo de la cafeína, no nos deja dormir. Como ella hay otros alimentos con propiedades similares. Veamos el otro lado de la moneda en estos nutrientes para mantenernos despiertos.…

Siempre hablamos de alimentos que nos ayuden a conciliar el sueño: que si las almendras, la miel, la leche tibia, etcétera. Y es que los alimentos que nos mantienen despiertos no están muy bien vistos. Sin embargo todos hemos echado mano de la cafeína durante la temporada de exámenes, cuando conducimos de noche, o si nuestro trabajo es nocturno.En condiciones normales las personas necesitan de 6 a 9 horas diarias de sueño, y algunos más. Sin embargo, en ocasiones excepcionales debemos mantenernos despiertos por más tiempo, y una parte importante, además de un buen descanso previo, es la ingesta adecuada de alimentos.

El sueño además de a procesos fisiológicos naturales, está asociado a la caída o elevación de elementos dentro del cuerpo como puede ser el triptófano. Existen ciertos alimentos que contribuyen con distintas sustancias para ayudarnos a rendir más y mejor durante horas en las que normalmente estaríamos durmiendo. Vamos a analizarlos. Pero antes veamos un concepto muy importante que nos interesa entender para no quedarnos dormidos: la marea alcalina.

Marea alcalina.

Todos somos conscientes de ese sueño terrible que entra después de comer, que se debe a la marea alcalina. Cuando ingerimos alimentos nuestro estómago produce ácido clorhídrico para metabolizarlos; para controlar esta “acidez corporal”, el organismo intentará crear un ambiente contrario, es decir, alcalino. Aquí entran procesos de consumo de oxígeno –que podría ser utilizado por nuestro cerebro- pero por desgracia se va a procesos de alcalinización.

En pocas palabras: es mejor comer poco varias veces para evitar grandes mareas alcalinas que consumen mucho oxígeno y por lo tanto provocan sueño. Eso es clave con cualquier alimento en general para evitar esa sensación de cansancio.

Cafeína.

No es que sea un alimento pero es la clásica y de la que más tiramos. Dependiendo de la persona, tendrá más o menos efecto. Algunos con una pequeña taza no pegan ojo mientras que otros necesitan mayores cantidades. Ojo, la gente cree que sólo consumiendo café aguantará; nos ayuda a mantenernos despiertos pero no nos proporciona energía, para eso necesitamos nutrientes como los que veremos a continuación.

Chocolate.

Es bien conocido por la teobromina, tirosina, entre otros. La última ayuda a mantenernos despiertos. Entonces un buen chocolate, de preferencia frío y con leche desnatada para evitar la grasa, nos mantiene alerta. Para muchas personas el chocolate provoca dolor de cabeza, y es por estas sustancias, pero eso lo debe averiguar cada persona probando.

Alcohol.

¡Cuidado, no se vaya mal interpretar! Si una copa es buena, cinco mejor. Pues NO. El alcohol, tomado con moderación: por ejemplo mezclado con refresco de cola es excelente remedio para mantenernos de pie. Bebamos poco a poco y bien fría la bebida. En exceso es depresivo y terminaremos durmiendo como marmotas.

Carnes frías o ahumadas.

No hay nada mejor, que unas rebanadas de jamón York o de pavo ahumado. Las carnes frías y/o ahumadas contienen niveles altos de tiramina que es un mono amino con propiedades vaso activas.

¿Qué quiere decir? Abre los vasos, por lo tanto permite mayor flujo sanguíneo que oxigenará los tejidos, entre ellos el cerebro. Ojo con alimentos que contienen vaso-activos porque pueden provocar cefalea (dolor de cabeza), lo cual sólo lo sabremos desafiando. No abusar de ellas porque son altas en colesterol.

Quesos maduros.

Lo que decíamos arriba de las carnes frías. Si quieren dormir bien lo mejor es evitar quesos como el parmesano o romano o cualquier otro fuerte. Pero si deben aprobar ese examen, estos productos van bien. Un sándwich de jamón York ahumado más una rebanada de queso y ¡a trabajar, o estudiar de noche!

Por: Carlos Gutiérrez.

Salud Ya

mas

mas