04 octubre, 2009

Científicos británicos asocian un fármaco para la diabetes 2 con el incremento de fracturas óseas

Un estudio realizado por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres asegura que el consumo de tiazolidinedionas aumenta el riesgo de sufrir facturas óseas. Este fármaco, que apareció en la década de los noventa, se utiliza en el tratamiento de la diabetes tipo 2

En la elaboración de esta investigación, el equipo liderado por Ian Douglas, realizó un examen pormenorizado de la base de datos del Departamento de Medicina General de Reino Unido, que cuenta con más de seis millones de pacientes inscritos. Identificaron un total de 1.841 individuos con edades superiores a 40 años, que habían sufrido fracturas óseas tras un tratamiento con tiazolidinedionas.

Además, compararon la incidencia de las fracturas de huesos tanto en periodos en los que se hallaban bajo tratamiento como en aquellos en los que no lo estaban. De este modo, afirman que la frecuencia de roturas fue 1,5 veces mayor durante la época en la que consumían tiazolidinedionas.

Al mismo tiempo, el estudio afirma que el riesgo se incrementa de manera proporcional a la duración del tratamiento con este fármaco. Sin embargo, explican que no han observado diferencias en la incidencia por sexos, que afecta de igual manera a hombres que a mujeres.

La investigación se ha realizado al hilo de algunos ensayos recientes que sugerían la posibilidad de una relación entre este fármaco para la diabetes y las fracturas óseas. Pese a que se trata de un mero estudio observacional, los investigadores consideran que son unas conclusiones que se deben tener en cuenta en el debate sobre la idoneidad de los tratamientos con tiazolidinedionas.

Salud Ya

mas

mas